Niños y Bebés

Todo lo que tienes que saber de tus niños y bebés




  • RSS
  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter


Aquellas hebras blanquecinas que surgen en la cabellera de los adultos es una característica también común en los niños. Conoce las causas y el tratamiento para las canas de tus hijos.

 

*Revisa también algunas soluciones a las problemáticas de los adultos para vivir mejor.

Fuente: Loreal París

¿Alguien de la familia tuvo canas a temprana edad? ¿Estás alimentando bien a tu pequeño? ¿Mantienes un buen cuidado del cabello en tu hijo? Si cumples con los aspectos anteriores, no tienes de que preocuparte.

Según la web Salud Plena, es común que los jóvenes y niños tengan entre 4 a 5 cabellos más claros que el resto, sin embargo –si la cifra aumenta- es síntoma de encanecimiento precoz, una afección que generalmente se debe a la falta de vitamina B12, o el padecimiento de la enfermedad denominada Vitíligo.

Debes tener en cuenta que el envejecimiento prematuro en tu hijo puede afectar su autoconfianza, llevándolo a la depresión infantil.

Si quieres evitar que tu hijo imite la blanca cabellera de George Clooney, entonces pon atención a las siguientes soluciones.

  • Comer alimentos ricos en vitamina B12, como son: el queso, huevo y los mariscos. A los tres meses aproximadamente, el encanecimiento precoz debería de ausentarse.
  • Aplicar jugo de remolacha, té y henna, y lavar al secarse la mezcla. Esto añade una capa natural en las canas y da brillo al cabello.
  • Peinar el cabello una vez al día y masajear con aceite de sésamo caliente. Esto mejora la circulación sanguínea y conlleva a desarrollar nuevos cabellos.

Asimismo, es importante que los niños con canas prematuras asistan a un médico para descubrir el origen de la afección y tomar las medidas necesarias. Cabe mencionar que, los niños que tienen canas por genética, podrían no experimentar cambios en su cabellera.

Posteriormente al tratamiento respectivo, es primordial que el niño continúe con una buena alimentación, incluyendo alimentos ricos en vitamina B.